Ascensores hidráulicos


El medio de impulsión se realiza mediante un aceite hidráulico introducido en un cilindro en unas condiciones de presión y caudal determinadas para conseguir que un pistón desplace la cabina.

En los ascensores hidráulicos el cuarto de máquinas puede colocarse en cualquier parte del edificio y pueden instalarse en huecos de dimensiones reducidas. Como todo el sistema funciona a baño de aceite, el desgaste de los componentes es mínimo y la maquinaria muy silenciosa.